EQUIPOS FOTOVOLTAICOS PARA VIVIENDAS

Los EQUIPOS FOTOVOLTAICOS PARA VIVIENDAS se estan haciendo cada vez mas populares entre las persona y cada vez mas hogares consideran la instalacion de un sistema solar para ahorrar dinero y por una conciencia ambientalista cada vez mayor.


EQUIPOS FOTOVOLTAICOS PARA VIVIENDAS

¿Qué son los equipos fotovoltaicos para viviendas?

El equipos equipos fotovoltaicos para viviendas  es un componente importante de un sistema de energía solar. 

La instalación de este equipo tiene el propósito de aprovechar la energía del sol y convertirla en electricidad, necesaria para los hogares o las empresas.



¿Cuales son los componentes de los equipos fotovoltaicos para viviendas?

 Entre los componentes  del sistema solar, encontramos varios componentes como paneles solares, inversores, sistemas de estanterías y baterías.

Paneles solares

EQUIPOS FOTOVOLTAICOS PARA VIVIENDAS

Los paneles solares son los componentes que aprovechan y almacenan la energía de la luz solar. Los paneles solares fotovoltaicos (PV) están compuestos de semiconductores de silicio, que capturan la energía de los rayos del sol. 

Este proceso recibe el nombre de efecto fotovoltaico. Cuando se exponen al sol, los paneles solares fotovoltaicos producen energía en forma de carga de corriente continua, que se puede medir en unidades de vatios.

Los paneles solares pueden variar en su producción de energía de aproximadamente 75 vatios a 350 vatios, con una producción promedio de alrededor de 250 vatios. 

Cuando los paneles solares se agrupan, forman un sistema de paneles solares . 



El potencial de energía del sistema se calcula por la cantidad de paneles multiplicados por su potencia de salida. 

Común en lmuchos  hogares  son los sistemas solares de 5 kWh, que se componen de 20 paneles, cada uno con una potencia de salida de 250 vatios. 

Según estos números, se puede estimar una producción solar anual de 6.500 vatios por año. Esto es más que suficiente para mantener un hogar de tamaño medio con todas sus necesidades.

Inversores

Los paneles solares producen una carga de corriente continua, que necesita convertirse en corriente alterna para suministrar energía a los electrodomésticos. 

Esto se hace con la ayuda de inversores, que regulan y adaptan la energía producida por los paneles solares a los niveles necesarios para el uso de energía. 

Los inversores son compatibles con aplicaciones monofásicas (que se encuentran en la mayoría de los hogares) y aplicaciones trifásicas. 

Los inversores solares conectan el sistema de paneles solares al medidor eléctrico existente. Hay dos tipos principales de inversores para sistemas de energía solar, inversores centrales y microconvertidores.

Inversores centrales

Los inversores centrales son menos costosos que su contraparte y se usan comúnmente para sistemas solares que tienen un gran acceso solar. Pueden convertir la energía producida por todos los paneles solares unidos entre sí. 

El tamaño de los inversores centrales es similar al tamaño del panel solar y se instala en el interior normalmente en una pared. 

Este inversor es más efectivo cuando todos los paneles solares conectados a él tienen las mismas especificaciones y funcionan en condiciones similares, lo que produce la misma cantidad de energía.

Micro inversores

Los microinversores se utilizan cuando una parte del sistema del panel solar está temporalmente sombreada por la luz del sol. Se asignan a cada panel solar individual, lo que permite a los técnicos supervisar y analizar la producción de energía de cada módulo solar.

 Esto lleva a un precio más alto para estos componentes, pero también a un mayor nivel de acceso a la información. Los microconvertidores son beneficiosos en situaciones donde un inversor central no es compatible con el sistema.

EQUIPOS FOTOVOLTAICOS PARA VIVIENDAS

Sistemas de estantería

Los sistemas de paneles solares para hogares o negocios se instalan comúnmente en el techo de una casao en el suelo.

El término ‘trasiego’ se refiere a los sistemas estructurales que aseguran los paneles solares en su lugar.

Dado que estos sistemas de estantería están diseñados para soportar el peso de los paneles solares, su método de conexión varía según su estilo de montaje y ubicación.

Soportes de tierra

Los soportes de suelo están hechos generalmente de estanterías de aluminio con soporte de acero galvanizado, ideales para aplicaciones con espacios abiertos, como granjas solares.

Los soportes de tierra permiten la instalación de sistemas solares más grandes. En la posibilidad de espacio limitado en el techo, los soportes de tierra pueden ser la solución para instalar paneles en el suelo. Los soportes de tierra se unen al suelo a través de pilares o zapatas de concreto.

Instalación de techo con lastre

Los soportes de techo con balasto se componen típicamente de “bandejas de lastre”, que están hechas de polietileno, un material reciclado, que ayuda a prevenir la perforación de los componentes del techo.

Los soportes con balasto son ideales para aplicaciones con cubiertas planas, como paneles solares para edificios comerciales. Una ventaja de estos soportes es que permiten una penetración mínima de la superficie del techo. Esto es más estético y conserva la integridad del techo.

Montaje al ras del techo

El montaje empotrado en el techo permite que los paneles solares se instalen en las casas de forma segura y discreta.

Son ideales para techos inclinados de diferentes ángulos, como el panel solar o termodinámico para hogares, lo que permite penetraciones mínimas atando a la estructura del techo existente.

Una ventaja de estos montajes es que están equipados con componentes a prueba de agua, que se sellan e inspeccionan regularmente, y permiten que los paneles solares se instalen en tejas de asfalto, madera batida, metal y techos de pizarra.

Su estructura permite el cableado, la conexión a tierra y los microconvertidores para almacenar debajo de los paneles solares.

Sistema de almacenamiento de batería solar

Algunos pueden sorprenderse de cuánto cuesta un sistema de almacenamiento de batería solar y luego no ver los beneficios que proporciona.

Con un sistema de almacenamiento de batería solar, puede almacenar fácilmente la energía sobrante para usarla en el futuro o volver a venderla a la red para recuperar algo de dinero.